placer femenino

La evolución de los juguetes eróticos

La industria de los juguetes eróticos ha estado durante muchos años centrada en el placer masculino y, cuando se ha fijado en la mujer, se ha basado en objetos que simulan la penetración masculina. Pero, gracias a la liberación de la sexualidad femenina, se han diversificado y perfeccionado cada vez más los sex toys dedicados al placer femenino.

Al igual que la sexualidad cambia, los vibradores y juguetes sexuales también han evolucionado y cada vez se alejan más de los estereotipos tradicionales  de consoladores con formas fálicas para presentar diseños más sofisticados y elegantes que ponen la atención en el epicentro del placer femenino: el clítoris.

Los objetos de deseo

El feminismo no se entiende sin el empoderamiento de las mujeres en el terreno sexual, ya sea a solas o en compañía, con juguetes eróticos o sin ellos. En la boutique erótica Vibracions han detectado desde hace un tiempo que la mayoría de productos que las mujeres prefieren son de color violeta, el mismo que representa la lucha feminista, por ello su gama está configurada mayormente por este color.

Fueron las propias mujeres quienes se ocuparon de ampliar el abanico de posibilidades para enriquecer su sexualidad introduciendo juguetes eróticos con más variedad de colores, de formas y de tipos de estimulación. De esta forma, los nuevos productos dejan atrás los tradicionales objetos con forma fálica, que hasta no hace mucho eran la única oferta que se podía encontrar en el mercado.

Las formas y colores de estos productos destinados a la masturbación femenina se explican debido a la introducción de las mujeres en el diseño y la creación de éstos. Como ejemplo de ello recomiendan el succionador de clítoris Escándalo y el vibrador doble La Macarena Rabbit, que ponen especial atención a la estimulación del clítoris, la parte más placentera y, por lo tanto, más interesante para la mujer.

EscandalooVibrador La macarena Rabbit

Escándalo es uno de los succionadores de clítoris más silenciosos y económicos del mercado, además de ser sumergible y recargable con USB. Tiene 10 niveles de intensidad y su diseño elegante, pequeño y ergonómico es perfecto para guardarlo y llevarlo encima. Permite una estimulación de clítoris de manera directa, con una boquilla que encaja a la perfección.

Por su parte, Macarena Rabbit es un vibrador con dos motores para una doble estimulación, uno para el interior de la vagina, y llegar al punto G con facilidad, y otro motor en la parte del clítoris. Este segundo dispone de dos orejitas que con su vibración estimularán el clítoris para llegar al orgasmo. Dispone de 12 funciones de vibración y es recargable con USB.

Los dos productos forman parte de la colección Montse Iserte, una gama de juguetería erótica que incluye aquellos productos de mejor calidad seleccionados por la propia psicóloga, sexóloga y terapeuta sexual.

Es bien sabido que la masturbación permite que la mujer se auto explore y experimente con su cuerpo y descubra su propio placer, además de muchos otros beneficios físicos como ayudar a reducir las molestias de la regla, prevenir la incontinencia, reforzar el suelo pélvico, reducir el estrés y la ansiedad, etc. Además, ayuda a mejorar las relaciones sexuales, ya que permite llegar al orgasmo más fácilmente y de forma más placentera.

Lo importante es que la mujer que desee probar nuevas experiencias pueda encontrar su propio juguete para dar rienda suelta a las casi 8.000 terminaciones nerviosas que componen el genital femenino.

Tanto estos como otros productos destinados al público femenino y masculino los podéis encontrar en Vibracions así como en la mini boutique de nuestro local.

Con la colaboración de:

Logo Vibracions